martes, agosto 08, 2006

Veinticinco

Tenía ya pensado el post de hoy, pero hace una hora ha llegado a mis oídos un dato que me ha hecho pensar. Así que guardo el otro post en un cajón, a la espera de ser publicado, y me pongo a hablar de otra cosa:

Un día como hoy, hace ya 25 años, se casaron mis padres. Hoy celebrarían sus bodas de plata, con la consiguiente fiesta repleta de familiares, amigos, vecinos...
En el año 1992, junto a las Olimpiadas de Barcelona y la Expo de Sevilla, ocurrió otro hecho de bastante menor trascendencia social: mis padres se separaron oficialmente, y tiempo después firmaron el divorcio. A mi la cosa me pilló muy pequeño (tenía seis o siete años) así que no me debió resultar difícil adaptarme a la nueva situación: me acostumbré a tener dos casas, a las llamadas telefónicas diarias y a pasar fuera los fines de semana.
No quiero que estas líneas tengan un tono trágico (aunque a veces sea inevitable o inconsciente) ni que dejen un sabor amargo: no es mi intención. Simplemente es un hecho y ya está. Son cosas que pasan y no soy quién para juzgar ni analizar a nadie (y además, seguramente fue lo mejor)
Pero a raíz de este no-aniversario he comenzado a pensar en muchas cosas: en las rupturas, en el desgaste de la convivencia, en lo difícil que resulta empezar de cero (sobre todo para quien se suele llevar la peor parte: la madre) y, sobre todo y ante todo, en los compromisos.
Y es que yo me pregunto: ¿Siguen teniendo sentido los compromisos? ¿Son realmente sinceros? ¿Tienen fecha de caducidad, como un yogur de limón? ¿Existe el amor eterno o es la mayor mentira de Hollywood?

13 comentarios:

Marieta dijo...

Creo que una de las mejores sensaciones es estar tan enamorado de la persona que tienes al lado como el primer día. Pero también es lo más dificil.
El mundo sigue girando mientras tratas de mantener ese sentimiento vivo, y a veces esos giros dejan consecuencias, circustancias, obstáculos que te impiden lograrlo.
El amor es efímero, pero el temor a la soledad hace que la gente lo considere eterno.
Un besito

Cinephilus dijo...

No sé si el amor es eterno, en cualquier caso, requiere un grado de esfuerzo y trabajo que no siempre consigue su fin y que resulta francamente difícil. La convivencia, además, acaba de colocar las trampas que faltaban y la pareja se convierte en un circo de múltiples pistas donde hacer equilibrios.
Superar cada uno de esos riesgos es un logro que se celebra entre dos. Pero caer en cualquiera de ellos puede provocar vértigos.
Respuestas, supongo que cada cual encuentra las suyas en la persona con la que comparte cama y vida. En esa persona, en esa mirada y en ese cuerpo, suelen yacer las únicas respuestas válidas a los interrogantes.
Besos, guapo

Vulcano Lover dijo...

En esto no puedo estar sino de acuerdo con lo que dice Cinephilus. Es así. Y el amor siempre tiene una fecha de caducidad si queremos que todo sea exactamente igual al primer día. Afortunadamente cambia, y se convierte en un reto. Querer a alguien es también estar dispuesto a afrontar esa carrera de obstáculos porque tu prioridad es vivir con el/ella porque le amas y estás dispuesto a vivir cómo se va haciendo ese amor día a día, y como todas esas imperfecciones, en lugar de contrarrestar lo hermoso y bello de la relación, la hacen cada día más satisfactoria, más intensa, más necesaria. Pero es que para eso hay que querer mucho mucho a alguien. Cinephilus, cuya historia tiene algún paralelismo con la mía un tiempo atrás, supongo que estará de acuerdo. A mí me consta que él sí.

Mart-ini dijo...

Se suponen que los cds no tienen fecha de caducidad (o es muy larga) pero al cabo de un par de años o tres terminan por no funcionar... El amor pienso que es lo mismo... hay que cuidarlo... como dice una canción de siempre así "hay que darle de beber, amor, en cada esquina".

Supongo que es decir lo mismo que dicen esos 2 impresentables de ahí arriba (jejeje) aunque con un toque mayor de esperanza... El amor tiene fecha de caducidad... pero a largo tiempo y, si queremos que dure, hay que ir cuidando, soportando, modelando, ... el día a día. Si no, se convierte en una rutina y, al final, el amor se marchita, lo mismo que las plantas: o las riegas o se secan....

Un beso, con tu permiso.

Jose dijo...

El amor, como todo, o se adapta o muere. Cada vez tengo más claro que las relaciones no funcionan porque no nos han inculcado desde pequeños el valor de los compromisos, nos han convertido en seres egoistas que sólo piensan en lo que yo quiero, lo que más me conviene, lo mejor para mí... y, claro, así no hay quien saque adelante una relación para toda la vida.
Con esto no digo que esté en contra del divorcio, ni mucho menos pero sí que ni los matrimonios para toda la vida de antes eran prueba clara del amor eterno; ni los divorcios constantes de ahora lo son de lo contrario.

Yo sigo creyendo en el amor eterno, soy joven, tengo tiempo para desencantarme.

besos.

J. H. dijo...

Es un tema muy complicado. Lo más bonito es pensar que el amor es para siempre, pero para que así sea tienen que poner de su parte los dos y luchar por ello día a día. El amor no permanece ahí por sí solo. Hay que cuidarlo.

Anónimo dijo...

Acabo de leer en un periódico gratuito una noticia que me ha aguado las vacaciones. El amor no dura siempre. Qué contratiempo, ¿verdad? Seguro que se os habéis quedado de piedra. Y con razón. La cosa es que unos científicos de la Universidad de Pavía "consideran que el amor sólo dura un año". Se ve que han detectado el NGF (o partícula del amor) en personas enamoradas locamente. No me pregunteis qué es el NGF porque en el artículo no lo pone. Sólo os diré que han descubierto que, al cabo de un año, las personas enamoradas locamente ya no tenían NGF, ni nada...
Puede que mañana, día entrañable, vosotros esteis enamorados y os resistais a creer la noticia. Pero en el fondo de vuestro corazón sabeis que lo que se publica en un periódico siempre es verdad. Sobre todo una noticia como ésta, tan novedosa. Seguramente, en estos momentos ya os habeis puesto a calcular cuánto tiempo llevais enamorados. ¿Qué digo, calcular? Lo sabeis perfectamente, porque los enamorados celebran semanalmente el tiempo que llevan juntos. Llevais 8 meses y 14 días. Pero no lo neguéis. Os habeis puesto a calcular que dentro de tan sólo 3 meses y 16 días ya no os amareis como hoy. Dentro de 3 meses y 16 días, tú y tu churri ya no sentireis este loco deseo que os empuja a copular, a no dormir, a enviarse SMS de tres pantallas, a encontrarle la gracia a la canción Juntos, de Paloma San Basilio (una gracia llena de ironía y distancia, todo hay que decirlo), a tomarse el café con leche con ilusión, a emocionarse hasta el paroxismo cuando, sin querer, los dos decís una palabra a la vez.
Claro que en la Universidad de Rugers (Nueva Jersey) la cosa se ve diferente. Allí, según acabo de leer, la antropóloga Helen Fisher considera que lo de enamorarse "es un sentimiento pasajero y con una duración de entre 3 y 12 meses". Y habrá que creerla. Los americanos siempre han ido por delante de los europeos en cuestiones de ciencia. Por eso, la cosa todavía es peor. Tu y tu churri, que según la Universidad de Pavía os estariais enviando SMS durante tres meses más, según la de Rugers, hace tres meses que deberíais haber dejado de hacerlo.
Claro que, en esto de la duración del amor, no sólo tienen datos los científicos. También los tiene el sexólogo Bolinches. Y no coinciden ni con los de los italianos ni con los de los americanos. Y también las redactoras de la revista Cosmopolitan, que no coinciden ni con los italianos, ni con los americanos, ni con el sexólogo Bolinches. Por eso, sospecho que todo el mundo explica la feria según le va. A lo mejor, la señora Rudgers ha tenido citas con algún mastuerzo que le ha dicho completamente en serio: "Es que yo soy muy raro". O a lo mejor sus últimos novios la llevaban a ver la película Princesas y toda la filmografía de León de Aranoa. En cuanto a los científicos de Pavía, quién sabe si tienen por novias a unas lectoras de Jorge Bucay de las que a la primera de cambio explican lo bien que se llevan con sus ex maridos. Además, por lo que veo, no hace falta ser científico para tener una teoría sobre la duración del amor. Hasta el dramaturgo Ibsen tiene datos. Ibsen dijo que el amor "es una cosa muy bonita que dura cuatro días. El enamoramiento brutal dura unas semanas, por suerte; porque, si no, no aguantaríamos". Es decir que, según Ibsen, tu y tu churri deberíais haber dejado de tontear a los 15 días.
Por eso, si Ibsen, que no ha estudiado química, dijo que el enamoramiento brutal dura unas semanas porque, si no, no aguantaríamos, yo también puedo daros mi opinión. Y os pido que la tomeis como un dogma de fe y como un regalo de agosto que os hago como pago por no haber leído mi blog jeje. El enamoramiento brutal dura siempre (en las personas muy inteligentes y carismáticas). Tu y tu churri os vais a amar toda la vida
Jm

NaT dijo...

hol mi niño!!!!!
ya estoy en el pueblo y le he arrebatado a mi padre el ordenador (bueno, él no lo utiliza y ya se ha ido a dormir; así que... todo mio estos día)
Sólo quería pasarme a dejarte un beso grandeeeeeeeeeeeeeeeeeee
Respecto a lo del amor... pues ahora no estoy para pensar mucho, cinco horas de viaje con la de atrás sin parar de hablar por teléfono con su novio (supongo)me hacen aborrecer hoy el amor, jajajaja así que me he tenido que ver las dos pelis con el volúmen a toda pastilla, y ... la seguía oyendo
¿porqué será que siempre me tocan a mi?

Un besote ya coincidiremos un día de estos por el messenger.

MUACKKKKKKSSSS

Anónimo dijo...

Que guapo este chiquillo.
Espero seguirtye con asiduidad
BIG VIC
Asi que sigue escribiendo cosas interesas. Apa mañico (un malagueño)

Naxo dijo...

Bueno, bueno, qué pedazo de comentarios... Son bastante mejores que el post en sí jajaja!

Interesante forma de verlo, María. Es cierto que todo cambia constantemente, así que es imposible mantener una relación igual que el primer día: tendrá que evolucionar, adaptarse... junto a todo lo demás.

Cinephilus, no puedo más que darte la razón: el amor exige una gran dedicación, y unos esfuerzos que no te garantizan que vaya a salir bien, pero que resultan completamente necesarios para intentarlo (y para luchar contra la rutina y los problemas cotidianos)

Vulcano (o mejor, David, ;-)): ya somos dos los que estamos de acuerdo con Fer. Me gusta la idea del amor, de la vida en pareja como reto, y de aceptar y encontrar la belleza hasta en los pequeños defectos e imperfecciones del otro. Un abrazo!

Mart-ini, también hay discos de vinilo que tienen más años que Matusalén, y mira, siguen funcionando contra todo pronóstico jejeje Y eso, que la esperanza no falte nunca ;-)

Jose, pienso, como tú, que desde pequeños hemos crecido con valores muy egoístas, muy inmaduros y muy de "culo veo, culo quiero", y que la palabra compromiso muchas veces ha perdido su verdadero significado. Haces bien en seguir creyendo en el amor. Que nada (o nadie) te haga cambiar eso.

Javier, el amor es toda una aventura, y para que llegue a buen puerto hay que estar constántemente sorteando obstáculos y peligros. Somos... unos Indiana Jones del amor. Te cagas xD

Jm, quién eres? Sinceramente, es el comentario más largo que ha tenido este blog en toda su historia jajaja. Agradezco el tiempo invertido para escribirlo... y me ha gustado además la forma de plantearlo, te ha quedado francamente bien.

Nat!!!!!!!!! Te echaba de menos!!! Qué bien verte por aquí :-) La invitación a Zaragoza sigue en pie eh? No me extraña que hayas acabado odiando al amor y a su puta madre, porque hay gente que es asquerosamente empalagosa hablando por el móvil (y encima, les gusta que les escuchen xD) Un besote guapa! A ver si hablamos pronto :)

Big Vic, gracias! Qué majo jajaja. Tú has salido del blog de Vulcano, que te he visto... jaja Vuelve cuando quieras, serás bienvenido.

Un besote a todos!

Javi dijo...

Jejeje, ¿quien eres Jm?Tienes blog??eres muy gracioso ejej. Me gusta tu post.

EFESOR dijo...

creo que el amor dura tanto quieran las dos personas que conforma esa pareja en cuestión, por cierto, te ha salido muy a los artículos de la prota de sexo en nueva york jeje

Anónimo dijo...

Esta será una excelente página web, podría estar interesado en hacer una entrevista sobre cómo se creó? Si me lo e-mail!