jueves, junio 08, 2006

Olvidé decirte

Llevaba varias semanas dándole vueltas, y finalmente decidí que anoche te lo diría. Durante horas ensayé en el espejo: había elegido cuidadosamente las palabras, una a una, midiendo su textura, su ritmo y su musicalidad. También había probado distintas entonaciones, y practicado mis mejores gestos. Quería que todo saliese perfecto: había imaginado tantas veces esa conversación en mi cabeza...
Por fin viniste a buscarme: eran las 9 y media. Durante toda la película me limité a sonreír y a comerme las uñas cuando no me mirabas. Debo confesarte que no me enteré del argumento, así que si me preguntas que qué me ha parecido, te responderé con un simple "no ha estado mal..."
Al salir del cine me armé de valor. Pero justo en el momento en que mis labios comenzaron a hablar, una charanga apareció en mitad de la calle, con sus bongos, sus trompetas y sus timbales. Tras ellos irrumpió un oso panda que, cansado de comer bambú a todas horas, se había escapado del Zoo metropolitano para causar el pánico en el centro de la ciudad. Momentos después, un camión de helados volcó al tratar de esquivar a uno de los trompetistas, empapando a toda la avenida (incluidos el oso panda y nosotros) de sorbete de limón y sirope de fresa.
Y ayer, entre tanta confusión, olvidé decirte que te quiero.

17 comentarios:

Elorri dijo...

Qué tierno ;-)

el santo job dijo...

arrrrrrr.
a veces el mundo se conjura para agotarnos el día.
Me encanta lo del oso panda, la charanga y el camión de helados.
Mejor suerte -y más arrojo- a la próxima =)
Un abrazo

NaT dijo...

Y yo que te digo ahora??? ;)

¿Tú sabes lo dificil que es sacar las manchas de sirope de fresa de las camisas blancas?
JAJAJAJAJAJA.

UN BESAZO DE FRESA

Cinephilus dijo...

Lástima que el sirope no fuera de chocolate... Ningún te quiero suena tan bien como los que se improvisan. Incluso como los que no se dicen... Hay tantas formas de hablar (sin palabras) como sabores (dulces) de sirope ;-)

Manuel's Cloud dijo...

Al menos, lleno de sirope de fresa, nunca podrá decirte que no eres un xico dulce :P
Seguramente, si ensayas 10 minutos más hubiera llovido algodón de azúcar... es lo que tiene ir bien preparado, que todo sale del revés.
1 abrazo.

Mart-ini dijo...

¿Y que le has echo al destino? Y es que cuando se confabula contra tí, no hay manera...

¿Y cuando se lo dirás?

Un abrazo, con tu permiso

Soliloco dijo...

Si es que cuando todo se pone en nuestra contra no hay nada que hacer.. bueno quizas lamer al pobre panda para limpiarlo del helado y el sirope.. pero a los de la pachanga nada!

ma´heona´e dijo...

Ooooh, qué bonitoooo.

¿Ves como el azar es siempre el que manda?

Un beso

Para, creo que voy a vomitar dijo...

Bueno, siempre queda un mañana, no? Que no se te olvide, anda :)

Vulcano Lover dijo...

Me encanta tu capacidad de concisión e intensidad. El microrelato es lo tuyo (confieso que es un género que adoro). Saludos cómplices (y gracias por tu visita a mi blog)

Urto dijo...

Acabo de leerte, por primera vez. Me esperé otro final, pero soy así, siempre espero la tragedía. Y pense que era un final. Así que me has sorprendido :P...seguire visitando.
UN ABRAZO!

Nuri dijo...

Mejor olvidar algo que sentimos que acordarnos de que no lo sentimos.

Genial el blog, entre aquí desde uno de los links de mi amigo Javi. Pero me pasaré más a menudo. Besitos

Javi dijo...

bueno, son cosas que pasan... ya tendrás otra oportunidad!!

Jose dijo...

Como siga leyendo cosas tuyas como éstas, terminaré enamorándome de ti sin conocerte...

Sigue endulzándonos la vida.

Besos.

garfielz dijo...

A veces no es necesario decir nada. A veces una mirada dice más que todas las palabras.

J. H. dijo...

Joooo, qué bonito...

Naxo dijo...

Antonio, tierno como un donut del día jajaja
Santo Job, eso pasa por preparar tanto las cosas ;)
Nat, no te preocupes que usaré el Kalia Oxi-Action y quedará divina de la muerte! Y si no, pues me compro otra jajajaja :D
Cinephilus, yo también me decanto por el sirope de chocolate! Si el oso panda se hubiera empapado de sirope de choco y no de fresa, lo hubiera lamido como un polo (y él probablemente me hubiera comido)jajaja. Se puede hablar de tantas formas sin articular palabra... gestos, besos, miradas...
Manuel, soy tan dulce que provoco subidones de azucar, como a la Esteban jajaja. Lo mejor, improvisar.
Mart-ini, se lo diré cuando no haya charangas a la vista, ni osos panda ni camiones de helados (y cuando no haya posibilidad de que aparezcan) jajaja
Soliloco, depende de lo bueno que esté el de la pachanga igual lo prefiero al oso panda, no? jajaja
Ma'heona'eh, pues sí, no puedo negar el papel del azar en nuestras vidas :)
Para, creo que voy a vomitar (me encanta el nombre!!!) es verdad, siempre (o casi siempre) tenemos la suerte de poder decir las cosas mañana... Aunque a veces es mejor no alargarlo mucho!
Vulcano lover, muchas gracias!! Y seguiré visitándote, con esos preciosos post que escribes... :)
Urto, no todas las historias tienen que acabar trágicamente... Aunque si quieres me invento otro final: el camión de helados me arranca la cabeza, o al oso panda, o al trompetista, o a los tres!!!
Nuri, serás bienvenida! Y bonita frase, por cierto, una gran verdad.
Javi, la vida es generosa y nos suele dar más de una oportunidad ;)
Hombre Jose, cosas peores hay que enamoraros jajaja Yo aquí seguiré, con mis historias de pastel... :)
Eso Garfielz, pero sin gafas de sol, ya sabes jejeje
Hola Javier! a que estoy muy ñoño? jajaja
Besos y abrazos llenos de sirope para todos!!