martes, abril 18, 2006

Amistad

Charlotte caminaba pensativa por las calles, con la mirada fija en algún punto perdido entre sus zapatos y el suelo de Manhattan. Avanzaba entre la gente, cabizbaja, con un bolso de 500 dólares en una mano, con unos resultados médicos en la otra, y con dos lágrimas, una en cada ojo. Charlotte acababa de descubrir que no podría tener hijos.
Levantó la mirada y, relativamente cerca, vio como se aproximaba en su dirección su amiga Miranda. Desde siempre habían sido uña y carne, pero aquél era el peor momento para cruzarse con ella. Rápidamente dio media vuelta y trató de desaparecer entre la multitud. No sirvió de nada: Miranda ya la había visto, aceleró el paso y la detuvo en una de las grandes avenidas.
Miranda le reprochó su distanciamiento, y las llamadas no devueltas, y las huídas en pleno centro de la ciudad. Charlotte rompió a llorar. ¿Por qué ella no podía conseguir lo que más deseaba en el mundo, mientras Miranda iba a abortar aquella misma semana? ¿No era una irónica putada?
Entre sollozos, Charlotte contó su problema a Miranda. Las lágrimas corrían por las mejillas de las dos amigas.
Si quieres, puedo acompañarte a casa.
No es necesario, prefiero estar sola.
De todas formas, iré caminando unos pasitos por detrás tuyo hasta tu casa, por si necesitas hablar.
Charlotte finalmente no se volvió, pero sabía que su amiga estaba ahí. Y el camino de vuelta a casa se hizo, dentro de lo posible, menos amargo.

14 comentarios:

Naxo dijo...

Debo decir que Sexo en Nueva York es una de mis series favoritas. A pesar de la parte superficial que tiene esta serie (y que en parte es lo que le aporta un gran encanto) se pueden sacar de ella aspectos mucho más profundos. Ayer a la una y media de la mañana volví a ver este capítulo (uno de mis favoritos). Por culpa de ello, esta mañana casi me muero de sueño cuando me he tenido que levantar para ir a clase...
La vuelta a la normalidad (después de vacaciones) se me está haciendo bastante dura. Parezco un niño pequeño, de estos que se amargan y se ponen malos cuando tienen que volver al cole...
Y bueno, del post poco más tengo que decir... Todos necesitamos en alguna ocasión a una Miranda que camine unos pasitos por detrás nuestro, aliviándonos en nuestro camino.
Un beso a todos!

luigi dijo...

Y a una Carrie, y a una Samantha y a uno de esos tios que son carpinteros y diseñan muebles...
Que te sea leve lo poco que queda de la semana. A mi ha dejado de parecerme duro todo lo de la vuelta a la rutina, a veces hasta la deseo...
Un beso ;)

Hades dijo...

Hermosa escena... Yo también soy fan de la serie... Cómo no...
Todos tenemos nuestra Miranda caminando cerca. Aunque a veces no nos demos cuenta o nos obcequemos en una especie de soberbia mal entendida.
Ánimo con la semana

garfielz dijo...

¿Teneis clase la semana posterior a semana santa? Si siempre había sido fiesta...

rubn dijo...

"...medio paso detrás de él,la recuerdo com si fuera ayer..."-Tiza

Jubal dijo...

Wou!! No sabia que en esa serie hubiera escenas y frases tan bonitas! Lo siento, no soy seguidor de la serie. Mas que nada porque no he tenido oportunidad de verla

Besos

NaT dijo...

Y aquí en los blogs no somos todos un poco "Mirandas"??
Siempre ofreciendo apoyo a los demás en la sombra, a veces sin ni siquiera ponernos rostros, compartiendo vivencias de unos y de otros, siguiéndonos en los escritos y en las palabras, sintiéndonos felices o desgraciados según vamos leyendo a nuestra Charlotte particular.

Ya se acerca el findeeee!!! Seguro que tienes un montón de planes ¡¡¡¡DISFRÚTALOS!!!
un besazo

NaT dijo...

Y aquí en los blogs no somos todos un poco "Mirandas"??
Siempre ofreciendo apoyo a los demás en la sombra, a veces sin ni siquiera ponernos rostros, compartiendo vivencias de unos y de otros, siguiéndonos en los escritos y en las palabras, sintiéndonos felices o desgraciados según vamos leyendo a nuestra Charlotte particular.

Ya se acerca el findeeee!!! Seguro que tienes un montón de planes ¡¡¡¡DISFRÚTALOS!!!
un besazo

EFESOR dijo...

qué bonito tener alguien unos pasitos detrás tuyas, por si te caes, acompañandote.

la performance fue de maravilla, espero poder incluir fotos o videos de lo acontecido.

Amneris F. dijo...

Me encanta la serie porque creo que detrás de lo "superficial" hay cosas como estas. Tú sabes verlas.
Un besazo :)

mer dijo...

y qué buena es esa serie, x favor!!!! me encanta, me encanta... hay un capítulo ene l que hablan de las medias naranjas y la conclusión a la que llegan es que tal vez ellas no tengan sólo una media naranja, tal vez sean una naranja partida en 4 trozos que se complementan... y todo esto rodeadas de zapatosssssssssssssss!!! yo kiero una vida así :P:P

luigi dijo...

Coincido con Nat, todos somos un poco "Miranda"...

Vader dijo...

no he visto el capítulo, pero me parece una escena preciosa. Tengo la gran suerte de sentir siempre unas cuantas "Mirandas" detrás de mi, por si necesito hablar, por si tropiezo, o por si soy incapaz de seguir caminando.
Gracias a mis Mirandas particulares.
Un besico.

Naxo dijo...

Creo que a todos nosotros nos ocurre como a Carrie, Charlotte, Samanthe y Miranda: todas juntas consiguen formar su propio universo, al estar unidas logran crear algo grande, que de otra forma, por separado, no existiría. Lo mismo nos ocurre a nosotros con esas personitas, nuestras Mirandas particulares, como tú, tú, y tú.
Un beso a todos desde unos pasitos por detrás.