miércoles, abril 26, 2006

Asumir riesgos

Vivimos en un mundo rápido, complicado, en muchas ocasiones injusto. Con tan sólo pararnos dos minutos y observar nuestro alrededor, nos toparemos de frente con los numerosos contrastes que, aunque ya no los veamos (porque no queremos hacerlo, o porque realmente ya ni nos damos cuenta) siguen ahí, ante nuestros ojos. Carolina Herrera frente a sucios harapos y vino en cartón. Mercedes Benz Compressor CLK frente a carritos de la compra llenos de recuerdos destartalados.
En esta sociedad movida por las apariencias, los masters, los Ipods y el bótox, donde todo cambia tan rápidamente, tratamos por todos los medios de buscar nuestra propia seguridad.
Esa seguridad que en muchas ocasiones nos lleva a casarnos sin amor, a soportar trabajos horribles en la Caixa, a aferrarnos a parejas equivocadas y a asumir la infeliz comodidad como estado natural.
Y ahora yo pienso... ¿No tenemos demasiado sobrevalorada la seguridad? ¿No debería Alicia dejar al imbécil de su marido, por el que ya sólo siente indiferencia, a pesar del enorme revuelo que supondría en su vida? ¿Realmente sería tan terrible que Roberto dejara su puesto directivo y se marchara a la playa a escribir versos en su pequeño cuaderno?

¿No deberíamos, por una vez en nuestra vida, apostar fuerte y arriesgarnos un poquito?

13 comentarios:

Hades dijo...

El riesgo da miedo... pero la coherencia con uno mismo es la única forma de seguridad. Y de felicidad.
Apostar por la vida -por la de verdad- provoca vértigo, sobre todo cuando no se persigue una vida convencional -ni la del banco, ni la del matrimonio aburrido de sí mismo, ni cualquiera de las vidas aprobadas por esta "sociedad del botox", como bien la llamas-.
Pero esa acrobacia, esa sinceridad frente a nuestras emociones, es la única forma posible de aprovechar esto que es todo lo que realmente tenemos: nuestro tiempo.

Mart-ini dijo...

Hola. Vengo desde el blog de J.H.

A veces hay que ser muy fuerte psicológimente para optar por ser más coherentes con lo que pensamos, pero no es imposible.

Arriesgarse? A veces es aprovechar los vuelcos que da la vida o liarse la manta a la cabeza y tirar pa'lante.

Un abrazo, con tu permiso.

EFESOR dijo...

yo siempre digo que estoy rozando mis sueños y que eso es lo que me hace tan feliz, tener esta sonria constante... será que apuesto fuerte?

garfielz dijo...

¿Pero arriesgarse a que? Porque Roberto puede dejar su trabajo y Alicia a su marido pero cuando llegue mediados de mes y no haya dinero en el bolsillo ¿que hacen? ¿como se paga la letra del coche o la eterna hipoteca?
El problema es que día a día vamos construyendo una vida en forma de telaraña hasta el día que nos damos cuenta de que estamos atrapados en ella. Te enamoras y te casas pero necesitas piso, asi que tienes que hipotecarte y trabajar para pagar las letras del banco, las del coche, los caprichos de los niños, tus caprichos... y de repente te encuentras atrapado en un trabajo que no te gusta pero que necesitas.

dreambear dijo...

Hola!!!
Saludos desde Venezuela. He caido en tu blog desde el blog de mi amigo Mart-ini y dejame decirte que me ha gustado mucho. Te felicito!!!. Cuando quieras puedes visitar también el mio.

Irene dijo...

Hola!! he llegado a tu blog de una forma muy curiosa, estaba buscando el nombre de la canción de Serena (Tu chica ideal) y no lo recordaba, he metido en el google un trozo de la letra y he llegado hasta aquí. Me ha encantado tu blog, me encanta la forma de escribir que tienes, eres muy bueno y trasmites bastante. Despues de entrar aquí quedan ganas de volver.

Un saludo

Jubal dijo...

Claro que seria muy bonito escribir versos en la playa y todo eso, pero y si no funciona? como comera? donde dormira? a veces hay que tragar un poco de infelicidad para evitar un mal mayor

Besos

J. H. dijo...

El que no arriesga, no gana.

Nathanne dijo...

Hola... La casualidad me ha hecho llegar hasta aquí y confieso que me ha gustado muchísimo...

Hace poco, la curiosidad me hizo arriesgar y venir a España... lo estoy disfrutando, pero me parece que empieza a llegar el momento de volar hacia otros "aires".

Un besito!

belga_seg dijo...

`pues hombre... yo si fuese Roberto no dejaba mi puesto de trabajo en la Caixa y me iba a escribir versos a la playa... No hay que dejar de ser soñadores, pero tampoco realistas...
un beso Nachete, que te vaya bien si arriesgas, yo... prefiero sujetarme a lo seguro.

luigi dijo...

El que no arriesga no gana, eso es totalmente cierto, pero es bueno tener una red, que no de araña, pero si de las del circo, por si uno cae al vacio, que no se haga daño.
Yo tengo muchos sueños por cumplir, no me siento pleno, y no se cuando me sentire pleno, pero intento disfrutar de cada minuto como si fuera el último, ser feliz, carpe diem. Escribir en mi corazon que cada día puede ser el mejor del mundo. Y si me salen arrugas alrededor de los ojos de reirme (una amiga me dijo que no me riera porque me iban a salir muchas arrugas) pues quiero ser una pasa.
1 beso apo!

Naxo dijo...

Asumir riesgos tiene un importante componente de peligro, de locura, pero como todo en esta vida hay que pensarse las cosas un par de veces, y meditar sus posibles consecuencias: una cosa es arriesgar y otra ser idiota o kamikaze...
Pero, de todas formas, no nos vendría mal de vez en cuando apostar fuerte y arriesgar y, por ejemplo, estudiar Diseño de moda en vez de Administración y dirección de empresas...
Un besito a todos: a los habituales y a los recién llegados. Espero seguir viéndoos por aquí!!! Muacks!

Delivery Assistant dijo...

Hola Naxo, soy Miriam de Argentina, San Nicolás y encontré tu blog por curiosidad, buscaba detalles, personalidades, distintas fases de asumir riesgos. Creo que la seguridad nunca es completa, y que uno debe prepararse para asumir riesgos, prepararse en la manera de pensar de ver las cosas y empezar a pensar acerca de esa "seguridad" mal llamada. Me encanto tu blog. Saludos,
Mir