viernes, enero 27, 2006

Calidad humana

Estos días he estado estudiando una asignatura bastante interesante (el sábado me presenté al examen). La asignatura en cuestión se llama Dirección de Recursos Humanos, y mientras me estudiaba una parte del temario, leí un apartado que me hizo reflexionar. Básicamente, aunque con palabras mucho más técnicas y "políticamente correctas", en ese apartado se decía que cuando una empresa se vuelve menos competitiva y hay que reducir la plantilla, es conveniente despedir a los trabajadores más viejos (porque su productividad es menor, la empresa ya no va a recuperar mucho dinero con su trabajo...)
A mí este razonamiento me pareció repugnante. No todo en la vida son números, y eficiencias económicas y técnicas... No me jodas, un poco de calidad humana.
Por ello, he querido reflejar en esta especie de "cuento urbano" una situación que podemos ver todos los días a nuestro alrededor...


El señor Martínez lleva treinta años trabajando en la misma empresa. Cuando empezó allí, la empresa apenas era un taller artesanal, y los pocos trabajadores que allí había eran jóvenes e inexpertos, pero tenían unas enormes ganas de aprender y mejorar. Actualmente, la empresa tiene un aspecto muy distinto al de entonces: poco a poco incrementaron la plantilla, la clientela, el volumen de producción... La empresa fue adquiriendo prestigio en su sector, y finalmente una multinacional la absorbió.
El señor Martínez siempre ha estado ahí, a las duras y a las maduras, trabajando duro y luchando cada día para que a su mujer y a sus hijos no les faltara de nada. Para que su hija Carlota pudiera ir a la universidad, y tuviera la oportunidad de exprimir todo su potencial, esa oportunidad que a él no le pudieron dar. Para que Carlos, su hijo, pudiera tener esa silla de ruedas motorizada que tanta falta le hacía. Para que Carmen, su mujer, no tuviera que hacer malabarismos con las cuentas para llegar a fin de mes....
Al señor Martínez le quedan dos años para jubilarse, y todos sus seres queridos están deseando que llegue ese momento. El momento en el que al fin pueda disfrutar de todo aquello que ha creado, que ha conseguido conseguido con tanto esfuerzo y tesón...
Hoy ha habido un gran revuelo en la empresa: ha llegado el nuevo y flamante director de recursos humanos. Es un chico joven, guapo, bien vestido y mejor peinado. Con gran soberbia, ha bajado de su Audi, ha empezado a acomodarse en su nuevo despacho, y ha presentado a la dirección general su plan de personal dirigido a la reducción de costes.
Esta tarde, el señor Martínez ha recibido una carta. En ella le comunican que la empresa reduce su personal, y que prescinde de sus servicios. Eso sí, le agradecen la dedicación durante toda su vida a la empresa, y le indemnizan con seis mil euros y un reloj chapado en oro.
El señor Martínez dobla cuidadosamente la hoja, vuelve a meterla en el sobre, y se marcha cabizbajo, camino de su casa.
El señor Martínez podría ser tu padre. O el tuyo. O quizás el tuyo. O probablemente pudiera ser el mío...

6 comentarios:

belga_seg dijo...

lo "mejor" esque lo llaman Recursos HUMANOS... Bueno.. creo que a situaciones como estas, por suerte o por desgracia, ya estamos acostumbrados... Ojalá hubiese sitio para todos, los nuevos y los viejos.
Es indignante... pero es lo que hay.
un beso, nacho

oisin dijo...

¡¡¡pero que hijos de puta!!!

Maki dijo...

Es una putada...
Yo trabajo en una empresa, relativamente nueva, pero muy bien montada y que parte con que es la plantillas mas joven que hay en todo el pueblo, la media de edad de nuestros trabajadores (en los que me incluyo) es la mas joven de todas las empresas que hay.. y por suerte o por desgracia tienen mas en cuenta los conocimientos que le traen una persona con mas tiempo en la empresa que un chaval joven acabado de entrar...

Y lo mismo esta pasando en dos empresas mas..... estan recortando personal y han empezado a tirar de la lista de los nuevos.. es una putada, pero al menos no despiden a una persona teniendo mas conocimientos que ninguno, por el simple hecho de ser "mayor"...

En fin que te soltao el rollo...

Saludos

Naxo dijo...

Tengo que romper una lanza a favor de los recursos humanos, y decir que esta es la única cosa un poco "inmoral" que hemos estudiado en ella.
El resto de apartados del temario estaban mucho más orientados hacia el trabajador, le tenían mucho más en cuenta (en materia de selección, motivación, prestaciones a los empleados, incentivos, salarios...) Globalmente es una asignatura muy interesante para los futuros empresarios, te enseñan a valorar y guiar al capital humano que integrará tu empresa.... Simplemente era ese apartado el que me pareció de lo peor...
Maki, suele ocurrir que despidan a los trabajadores más jóvenes, porque es en los que menos ha invertido la empresa en formación, y además los costes de despido son muxo mas bajos... En fin, que las cosas están un poco chungas
Besicos ;-)

NaT dijo...

Pues fíjate que en mi empresa cuando deberían despedir a un jefazo por "incompetente" no lo hacen, él le crean un nuevo puesto con otra gente, mejor sueldo, mejor despacho, mejor de todo... eso sí, los que hacen el resto de trabajos siguen cobrando lo mismo desde hace años ¡¡es que no se pueden subir los sueldos que se nos sale del presupuesto!!! Pero él tiene despacho de caoba y chófer en la puerta.

En fin... es lo que hay, nadie dijo que la vida laboral fuera fácil.

Un beso grande y ten un estupendo fin de semana.
¿ya viste que te salió un admirador, no? jajajajaj

Naxo dijo...

Si es que yo he nacido para ser famoso... jajaja
Un besote, pasad buen finde vosotros tambien! ;)